VISAGISMO: ÉTICA Y MORFOLOGÍA

VISAGISMO: Viene de la palabra francesa VISAGE que significa: rostro – banda – álbum. Y de la palabra ISMO del latín ismus que significa: práctica – doctrina. Por lo tanto nos quedamos con: Práctica del rostro. Y así se definirá. Visagismo es el estudio de los rasgos faciales de una persona misma que nos ayudará a decidir, cual corte de cabello le es más conveniente, de acuerdo a su fisonomía.

La estructura facial de cada persona, se determina por la posición, forma y prominencia de sus huesos, tomando en cuenta líneas, perfil, nariz y frente.

Los tipos de rostros viene determinados por la forma del óvalo del rostro: en forma triangular, diamante, oval, redondo, rectangular y pera. Sin olvidarnos de las distintas mezcolanzas entre sí. A cada uno de éstos tipos de rostros le corresponde una forma de peinado que resalta sus características o nos señala alguno de sus defectos y estos se clasifican según su forma geométrica y dimensión.

MORFOLOGÍA DEL ROSTRO Y CRÁNEO

El esqueleto de la cabeza está formado por el CRÁNEO y el ROSTRO. El cráneo está articulado con la columna vertebral y descansa en la primera vértebra cervical. Los principales huesos de la cabeza son:

1.- Maxilar inferior

2.- Maxilar superior

3.- Tabique nasal

4.- Frontal

5.- Parietal

6.- Esfenoides

7.- Temporal

8.- Molar

9.- Mastoides

La morfología del rostro y cráneo son muy importantes para determinar el estilo de corte, peinado, color, etc… que el profesional debe utilizar, para ello éste se vale del dominio del “visagismo”. Un buen profesional de la peluquería, analizando rápidamente el rostro y cráneo del cliente, sabe cómo repartir los volúmenes para corregir imperfecciones o resaltar algún rasgo del cliente. Para ello previamente debemos de tener en cuenta los siguientes aspectos: •Tipo de óvalo •Frente •Cráneo •Perfil •Facciones •Cuello

Deja un comentario