EL PH DEL CABELLO

EL PH DEL CABELLO

SavedPicture-201454105254.jpg

Este tema es muy importante a la hora de realizar cualquier proceso químico, sean tratamientos de reparación o procesos permanentes y hasta procesos que requieran calor en el cabello. Tener conocimiento y dominar muy bien el balance del PH es indispensable.

El significado de las letras “pH” resulta de la “p” (“potencial”) y “H” (hidrógeno), o sea, el potencial del hidrógeno.

El pH, mide el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia (concentración de iones de hidrónio).

La escala de pH se establece en una recta numérica que va desde el 0 hasta el 14. Siendo el 7 el valor neutro de esta escala. Del 0 al 6.9 indica acidez, mientras que del 7.1 al 14 indica alcalinidad. El pH de los cosméticos y jabones, es muy importante para el bienestar de nuestra piel, ya que si no es el adecuado, podría ocasionar problemas en el cabello y cuero cabelludo.

El cabello humano y la grasa del cuero cabelludo, sebo, tienen un pH de entre 4.5 y 5.5. Esta acidez natural del cabello previene los hongos y las bacterias en el cabello y en el cuero cabelludo, y mantiene la cutícula cerrada y saludable.

Algunos de los productos que la gente usa corrompen el pH natural del cabello. Una sustancia que sea demasiado alcalina causará que la cutícula del cabello se abra, lo que ocasionará que tanto la humedad como el color sea natural o cosmético salgan; mientras que las sustancias demasiado ácidas causarán que la cutícula se contraiga.

El cabello humano es una estructura compleja constituida, entre otras, por una serie de capas formadas por una proteína llamada queratina. Tanto el cabello como la piel, tienen una naturaleza ácida, siendo su pH 5.5, en condiciones normales.
Condiciones de pH

Cabello normal presenta un PH entre 4,5 y 5,5

Cabello seco, rebelde y apagado que se enreda fácilmente, presenta un PH de 7

Cabellos tinturados o con alisados o decoloración presenta un PH entre 8 Y 12

El pH en el salón.

Muchos procesos químicos (tintura, permanente, alisados, mechas, decoloración, etc.) alteran significativamente el pH del cabello y, además, los productos que se usan tienen un pH determinado para lograr los efectos que se buscan.
En todas las sustancias químicas se puede medir el pH.

Cualquier trabajo técnico, tienen componentes alcalinos, que resecan y dañan la fibra capilar. Para reequilibrar el pH y cerrar la fibra capilar, dar brillo y suavidad, hemos de utilizar siempre productos ácidos.

Cuando se realiza un color o una permanente, por ejemplo, se utilizan productos alcalinos que abren las células planas de la cutícula del cabello, para que penetren mejor. Una vez terminado el proceso, se finaliza con productos ácidos que realizan el efecto contrario, es decir cierran las cutículas, permitiendo conservar el producto y su efecto por más tiempo.

El líquido de permanente posee un pH entre 8,5 a 10 (alcalino); una vez aplicado y pasado el tiempo correspondiente, se lo neutraliza con un neutralizador con un pH de 3 a 4, y se lava, finalmente, con un shampoo ácido con un pH de 5,5.

Como se ve, al final de un proceso químico, los productos que se usan sobre el cabello deben ser ácidos.

Sin comentarios

Publica una respuesta