CONOCE LA BEAUTY BLENDER

Beauty Blender: cómo usarla

Desbancaron a las clásicas esponjas de maquillaje con su diseño en forma de huevo. Esto fue obra de la marca ‘Beauty Blender’, que actualmente se utiliza para designar cualquier esponja de este tipo.

Es muy sencilla de usar, sólo tienes hay que seguir unas reglas básicas:

  • Se utiliza húmeda. Mójala y exprímela para eliminar el exceso de agua. Verás como aumenta su tamaño considerablemente.
  • No extiendas el maquillaje con la esponja: realiza pequeños toquecitos. Para las zonas menos accesibles utiliza el acabado en punta.

Y ahora llega el momento de saber cómo limpiarla.

Cómo limpiar la Beauty Blender

Estos son los pasos a seguir para que tu esponja quede totalmente limpia:

  • Humedécela, retira el exceso de agua y añade el jabón. Puede ser un jabón especial para esponjas, pero si no lo consigues, puedes usar jabón natural o pastillas.
  • Repártelo por la esponja.
  • Es importante no realizar torsiones, rotaciones, presiones punzantes o arañazos.
  • Presiona suavemente y enjuaga hasta que quede limpia.

Esponjas de maquillaje: elije la tuya

Si te gusta el acabado que la Beauty Blender deja en tu maquillaje, no podrás resistirte a comprar la tuya. Esta es una pequeña selección de las más vendidas en Belletica.

beauty blender

beauty blender

  • Esponja de maquillaje Jelly, de The Brush Tools. Si quieres una esponja que no absorba gran cantidad de producto, esta es la tuya.

beauty blender

beauty blender

beauty blender

beauty blender

POLVOS BRONCEADORES: APRENDE A USARLOS CORRECTAMENTE

Polvos bronceadores: para que sirven y cómo aplicarlos

Los polvos bronceadores se han convertido en la solución perfecta para lucir un tono más resplandeciente en cualquier época del año.

Pero, ¿sabes cómo se hace? En muchas ocasiones, se tiende a usarlos de manera excesiva, con lo que conseguimos un tono muy artificial y desigual al resto del cuerpo.

Los polvos bronceadores o de sol están destinados a simular un bronceado de forma natural, y acentuar determinadas partes del rostro. En verano, o si tienes un tono de piel oscuro, pueden usarse por todo el rostro, usando una brocha grande y ancha para polvos.

Los maquilladores no relegan su uso al verano. Aunque sea invierno, si los aplicamos correctamente podemos conseguir un acabado muy natural y con un bonito tono.

La manera más conocida para usarlos es la aplicación ‘en 3’. Consiste en dibujar un 3 a lo largo de cada lado del rostro:

  • Comienza a aplicar el producto en el lateral de la frente, acercándonos lo más posible a la zona del nacimiento del cabello.
  • Continúa el trazo y termina bajando por la sien en forma ovalada.
  • Acaricia el pómulo hasta el final, en la aleta de la nariz.
  • Vuelve a coger mas producto y comienza otro trazo ovalado desde el pómulo hasta debajo de la mandíbula.

Para contornear más, aplica un poco en la nariz, frente y pómulos, pero con una intensidad mucho menor.

Si quieres estilizar y alargar tu cuello, dibuja un triángulo en el cuello. Difumina el color de manera circular y siguiendo el mismo trazo realizado al principio.

Hay muchas zonas del rostro que se pueden afinar o acentuar dependiendo de cómo apliquemos los polvos bronceadores. Estos son algunos tips que nos explica Vogue:

  1. Para marcar pómulo. Oscurecer las zonas que queremos hundir. Aplícalo debajo del hueso, creando una zona sutilmente oscura, así se enmarcarán los puntos a destacar.
  2. Afinar la nariz. Hay que aplicar el bronceador en los laterales de la nariz.
  3. Acortar un rostro largo. Pondremos un ligero toque en la frente, concretamente donde nace la primera línea de cabello. También podemos aplicarlo en la base de la barbilla, difuminando bajo el mentón, en dirección al cuello.
  4. Dar profundidad a la mirada. Podemos usar los polvos bronceadores incluso como sombra de ojos. Aplícalo después de la prebase, marcando la cuenca del ojo.
  5. Conseguir un efecto ‘buena cara’. Es uno de los usos más comunes, con toques sutiles de bronceador, especialmente en las mejillas.
  6. Matificar una barra de labios. Como lo oyes. Para darle un acabado mate a un labial (siempre que sea en tonos tostados) podremos matificarlo con toques sutiles de bronceador (con la ayuda de un pincel).

Ahora llega el momento de saber qué polvos bronceadores debes usar según tu tono de piel y sus características.

Cómo elegir tu tono ideal

A la hora de elegir unos polvos bronceadores para nuestro rostro, tenemos que fijarnos en el tono de piel.

polvo bronceador

Si tienes la piel clara o muy clara, hay que usar un polvo de sol en tono medio, que aporte luminosidad pero que no sea demasiado oscuro ni anaranjado.

Para la piel de un tono medio, usa bronceadores con reflejos cobrizos y dorados.

Si tienes la piel morena, tienes libertad para elegir los bronceadores más oscuros.

También hay que tener en cuenta el maquillaje que hayamos usado previamente: si llevamos base, el tono de la piel esté posiblemente alterado, por lo que podemos elegir el tono del bronceador fijándonos en eso (si sueles incluir base en tu maquillaje habitual).

¿Y qué acabado queda mejor? Dependerá del look final que quieras llevar. Si quieres un look natural, el acabado satinado te dará un toque veraniego gracias a su luminosidad.

Si tienes la piel seca, evita los acabados mate, ya que te resecará en exceso la piel. En cambio, un efecto brillo ayuda a difuminar pequeñas imperfecciones y arrugas, y aporta mucha luz a la piel.

¿POLVOS COMPACTOS O SUELTOS? Elige el tuyo.

Polvos de maquillaje: imprescindible en tu look

En la escala de productos imprescindibles en el maquillaje, los polvos están en uno de los primeros puestos, sin duda.

Se han convertido en aliados de la base, el corrector y el iluminador, por muchos motivos:

  • Sellan y fijan el maquillaje. Por eso siempre se deben aplicar después del resto de productos. Algo esencial para que el maquillaje dure más tiempo.
  • Matifican. Son ideales para eliminar los brillos indeseados de la piel, producidos por su oleosidad natural. Serán tus grandes aliados si tienes la piel grasa, pero funciona en todo tipo de pieles.
  • Mejora la apariencia del rostro y unifica el tono. Encontramos polvos que consiguen un tono muy natural, o bronceadores, que unifican el tono pero añadiendo un poco de color al rostro.

polvos compactos

A la hora de elegir nuestros polvos de maquillaje, hay que tener en cuenta que el tono deberá ser un poco más oscuro que el de la piel, ya que si es demasiado claro el resultado puede ser demasiado pálido.

Para aplicarlos, usaremos una brocha densa, especial para este tipo de productos. Es preferible que sea redonda, para que así los polvos se difuminen mucho mejor. Si quieres saber más sobre las brochas de maquillaje, lo dejaremos en otro post para que sepas utilizarlas correctamente. ¡No olvides que las brochas deben estar limpias y cuidadas!

También es muy importante que guardes los polvos en un lugar seco, lejos de la humedad, para mantener sus propiedades.

Tipos de polvos: compactos o sueltos, ¿qué elijo?

Aunque se presentan en diferente formato, debemos tener en cuenta que ambos tipos son polvos de maquillaje, lo que cambia es el proceso de prensado de uno de ellos, que le da una consistencia diferente.

Vamos a ver las características de cada tipo:

Polvos compactos

  • Esta versión presenta los polvos de manera prensada, por lo que suelen ser productos de menor tamaño.
  • Aportan mayor cobertura que los sueltos.
  • En el caso de pieles cuidadas, pueden sustituir a la base de maquillaje, ya que su textura hace que la piel se vea uniforme.
  • Son más prácticos para manipular, y para retoques se puede utilizar una esponjita (en muchas ocasiones viene con el producto).
  • Al ser libres de aceites, son recomendables para pieles grasas o con imperfecciones. Si este es tu caso, aplícalo en la zona T.

Polvos sueltos

  • Sellan el maquillaje, gracias a su textura ligera, similar a la harina o el talco.
  • Los hay traslúcidos (no alteran el color) o con color, para cambiar ligeramente el tono.
  • Es muy importante controlar la cantidad de producto que se usa, para que el resultado sea el deseado.
  • Es recomendable usar una brocha gruesa y suave, y retira el exceso sobre la palma de la mano antes de aplicarlo.

A primera vista, tanto los polvos compactos como los sueltos cumplen la misma función: sellar el maquillaje y unificar el tono, dando un acabado muy natural. Entonces, ¿cuál debo elegir?

Dependerá de varios factores, como por ejemplo la situación en la que lo utilicemos. Podemos usar el polvo suelto para un maquillaje más elaborado, y el polvo compacto para llevar en el bolso y así poder retocarnos los brillos durante el día.

polvos compactos

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es el tipo de piel. Para las pieles mixtas a grasas, los polvos compactos son ideales, ya que proporcionan un acabado mate y prolongan la duración del maquillaje más tiempo. Por otra parte, los polvos sueltos dan un aspecto muy jugoso al rostro, ideal para pieles secas.

La conclusión a la que llegamos es que los polvos sueltos son recomendables para pieles secas y normales, que aportan luminosidad y sellan el maquillaje, mientras que los polvos compactos ayudan a matificar el rostro y son muy prácticos para el día a día.

 

¡5 BENEFICIOS QUE NO CONOCÍAS DE LA EXFOLIACIÓN!

Esas líneas delgadas que aparecen, los puntos negros y manchas en la piel no van a durar para siempre. Tenemos algunas soluciones que pueden ayudarte a cuidarte de los daños producidos por el Sol.

Si quieres suavizar tu piel para crear brillo (y deshacerte de las células descoloridas), entonces la exfoliación es la mejor manera de hacerlo. Los exfoliantes disuelven las células muertas en lugar de rasparlas y frotarlas. Para mejores resultados opta por productos con concentración del 5 al 8 por ciento de ácido glicólico.

1. Elimina células muertas

chica usando mascarilla

Es importante que las chicas con piel manchada utilicen un exfoliante en la cara o el cuerpo al menos dos veces por semana. La mejor manera de hacerlo es eliminando las células mientras la piel está limpia e hidratada con una loción humectante, para evitar infecciones bacterianas.

2. Desvanece manchas

chicas en una pijamada

La mejor manera de atenuar las manchas en tu piel es exfoliar dos veces por semana para eliminar las células dañadas y estimular el crecimiento de nuevos tejidos sanos.

3. Limpia los poros

chica con mascarilla negra

Si sufres de poros obstruidos, la exfoliación ayuda a extraer la congestión, también conocida como espinillas y puntos blancos. Las áreas más comunes para los brotes son la nariz, el mentón y la frente.

4. Olvídate de los vellos enterrados

chica frente al espejo

Cuando no te depilas y no arrancas el vello desde la raíz solo debilitas su crecimiento. Con el paso del tiempo no lograra perforar la piel, aparecerá una mancha roja y se quedará encarnado. Para evitarlo exfolia el área en la que te depilarás así permitirás que el vello atraviese la piel.

5. Obtén el bronceado perfecto

chicas tomando una selfie

Exfoliar tu cuerpo es esencial. Al deshacerte de las células que no aportan beneficios a tu piel, el Sol pigmentará las nuevas células, creando un bronceado más uniforme.

5 HÁBITOS QUE PROVOCAN QUE TE SALGAN PUNTOS NEGROS Y NO TENÍAS IDEA

Día a día te expones a diferente agentes que dañan tu piel y aunque trates de eliminarlos con cientos de productos no es posible, esto se debe a que el problema no solo radica en agentes externos sino en algunos hábitos.

1. No desmaquillarse

chica usando desmaquillante

No retirar el maquillaje de tu rostro antes de irte a dormir es lo peor que le puedes hacer a tu piel, no solo causas que las células se marchiten y envejezcan prematuramente sino que también estás provocando que tu piel produzca mayor cantidad de grasa y surjan los puntos negros.

2. Tocar tu rostro constantemente

chica tocando su piel

Tus manos están en contacto con todo tipo de superficies e incluso con personas, esto hace que estén sucias la mayor parte del tiempo, y si estás obsesionada con tocar tu rostro lo estás llenando de bacterias que proliferan la creación de puntos negros y acné.

3. ¡Exprimirlos!

chica frente al espejo

Esto puede ser lo más tentador del mundo, pero cuando lo haces solo estás maltratando tu piel e incluso podrías provocar que las bacterias se expandan y salgan más puntos.

4. No limpiar tu teléfono

chica hablando por teléfono

Objetos como el celular, auriculares, diademas, esponjas o brochas de maquillaje son portadores de bacterias, y cuando entran en contacto con tu piel causan terribles puntos negros.

5. Usar productos equivocados

chica peinando su cabello

No solo nos referimos a los que usas en tu piel, como las cremas o el maquillaje, también a los que empleas en el cuidado de tu cabello, ya que si están elaborados a base de aceite causan grasa en tu cuero cabelludo y la piel de tu rostro.

EL PH DEL CABELLO

SavedPicture-201454105254.jpg

Este tema es muy importante a la hora de realizar cualquier proceso químico, sean tratamientos de reparación o procesos permanentes y hasta procesos que requieran calor en el cabello. Tener conocimiento y dominar muy bien el balance del PH es indispensable.

El significado de las letras “pH” resulta de la “p” (“potencial”) y “H” (hidrógeno), o sea, el potencial del hidrógeno.

El pH, mide el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia (concentración de iones de hidrónio).

La escala de pH se establece en una recta numérica que va desde el 0 hasta el 14. Siendo el 7 el valor neutro de esta escala. Del 0 al 6.9 indica acidez, mientras que del 7.1 al 14 indica alcalinidad. El pH de los cosméticos y jabones, es muy importante para el bienestar de nuestra piel, ya que si no es el adecuado, podría ocasionar problemas en el cabello y cuero cabelludo.

El cabello humano y la grasa del cuero cabelludo, sebo, tienen un pH de entre 4.5 y 5.5. Esta acidez natural del cabello previene los hongos y las bacterias en el cabello y en el cuero cabelludo, y mantiene la cutícula cerrada y saludable.

Algunos de los productos que la gente usa corrompen el pH natural del cabello. Una sustancia que sea demasiado alcalina causará que la cutícula del cabello se abra, lo que ocasionará que tanto la humedad como el color sea natural o cosmético salgan; mientras que las sustancias demasiado ácidas causarán que la cutícula se contraiga.

El cabello humano es una estructura compleja constituida, entre otras, por una serie de capas formadas por una proteína llamada queratina. Tanto el cabello como la piel, tienen una naturaleza ácida, siendo su pH 5.5, en condiciones normales.
Condiciones de pH

Cabello normal presenta un PH entre 4,5 y 5,5

Cabello seco, rebelde y apagado que se enreda fácilmente, presenta un PH de 7

Cabellos tinturados o con alisados o decoloración presenta un PH entre 8 Y 12

El pH en el salón.

Muchos procesos químicos (tintura, permanente, alisados, mechas, decoloración, etc.) alteran significativamente el pH del cabello y, además, los productos que se usan tienen un pH determinado para lograr los efectos que se buscan.
En todas las sustancias químicas se puede medir el pH.

Cualquier trabajo técnico, tienen componentes alcalinos, que resecan y dañan la fibra capilar. Para reequilibrar el pH y cerrar la fibra capilar, dar brillo y suavidad, hemos de utilizar siempre productos ácidos.

Cuando se realiza un color o una permanente, por ejemplo, se utilizan productos alcalinos que abren las células planas de la cutícula del cabello, para que penetren mejor. Una vez terminado el proceso, se finaliza con productos ácidos que realizan el efecto contrario, es decir cierran las cutículas, permitiendo conservar el producto y su efecto por más tiempo.

El líquido de permanente posee un pH entre 8,5 a 10 (alcalino); una vez aplicado y pasado el tiempo correspondiente, se lo neutraliza con un neutralizador con un pH de 3 a 4, y se lava, finalmente, con un shampoo ácido con un pH de 5,5.

Como se ve, al final de un proceso químico, los productos que se usan sobre el cabello deben ser ácidos.

HISTORIA DEL COLOR

Color en la prehistoria 

0001

Desde la Prehistoria la necesidad de una imágen o de plasmar ideas o situaciones ha llevado al hombre a utilizar distintos elementos para conseguirlo.

Entendemos como color un elemento subjetivo e indispensable que presenta la naturaleza y los objetos creados por el hombre, en conjunto nos da una imágen completa de la realidad. El significado o la etimología de la palabra color tienen hoy en día dos versiones:

  • Calor: los primeros pigmentos utilizados se obtuvieron gracias al calor.
  • Colar: “Colare”, en sus inicios se conseguía la sustancia que daba el color colando distintos elementos.

1.- Prehistoria (1.500.00aC). Homo Erectus (1.500.000aC – 10.000aC). El primer color que utilizaron fue el rojo de la sangre. Ya dominaban el fuego y de aquí consiguieron el negro, del carbón que quedaba de las hogueras. Con el color negro perfilaban y con el rojo rellenaban. No era con intención ornamentativa sino un sencillo ritual. El Homo Sapiens, siguiendo las mismas pautas es considerado pionero en el mundo del arte.

2.- Neolítico (10.000aC – 4.000aC). Empezaron a construir casas con sus huertos y ganados. Empiezan a buscar nuevos colores. Del mundo vegetal como las hojas, las flores, los frutos o las raíces conseguían verdes, amarillos, naranjas, rosas, lilas y azules. Del mundo mineral obtenía marrones, ocres, rojizos, grises y blancos. Colocaban arcilla en una vasija, añadían gradad animales, lo calentaban al fuego y dependiendo de la temperatura o de la arcilla obtenían un color u otro.

3.- Egipto (4.000aC – 0). El color negro simbolizaba la fecundidad. Las tierras más oscuras son las más fértiles y lo asociaron con la fecundidad, del mismo modo a un cielo nublado y oscuro que al llover hacia crecer las plantas. El verde lo relacionaban con la salud, la juventud y la vida vegetal. Lo obtenían de la Malaquita (mineral), lo pulverizaban y lo mezclaban con resina. El amarillo era considerado un color sagrado por su similitud al Sol y al oro. Lo atraían del Oro Pigmento (mineral). De la Azurita obtenían el azul el cual se creía que preservaba las almas. El rojo en cambio denotaba para ellos violencia y poder. Era uno de los colores más caros y lo extraían del Cinabrio. Aun así, conseguían diferentes tonalidades o texturas de un mismo color utilizando distintas fuentes al mineral. Del Escarabajo sagrado pulverizado obtenían el verde. Muy utilizado para maquillarse los párpados. En cambio de la Cochinilla, una vez secada y triturada les quedaba un rojo intenso utilizado como colorete y para pintar los labios.

4.- Fenicios: Eran muy comerciantes y compraban elementos corrosivos a los egipcios. Les gustaba vestirse de blanco con franjas verdes o rojas. Descubrieron como obtener un color distinto a través del molusco de mar. Cogían sus carnes y las secaban al sol, éstas empezaban a segregar un líquido lechoso, con el tiempo pasaba a verde, azul, y finalmente púrpura. Tan solo para conseguir 1gr de color púrpura se necesitaban 10.000 moluscos. Lo vendían a precios astronómicos sobre todo a los romanos, así como el sepia, sacado del mismo animal.

5.- Grecia (2.000aC – 100aC): normalmente combinaban el blanco con otros colores como el rojo y el azul. El Rojo cinabrio obtenido del Lapislázuli, el cual se hacían traer de la India, era solo para la clase alta ya que era muy caro. El blanco se conseguía con elementos altamente corrosivos y lo vestían los más ricos.

6.- Roma (753aC – 476 dC en Europa occidental): Fue la primera civilización que hizo un uso reglamentado del color, según la posición social optabas a unos colores u otros. El blanco era para los políticos o personas de clase alta, el púrpura para el Emperador, era la única persona que podía vestir de este color, para variar disponía de prendas lilas con ornamentación amarilla. El magistrado podía utilizar el púrpura pero solo en ornamentaciones, nunca en todo el vestuario. El rojo lo reservaban para los militares. Al ser un color bastantes caro también solían vestirlo nobles y patricios. La clase burguesa disponía del azul y para los artesanos y campesinos habían los marrones y verdosos.

7.- Edad Media (s.V – s.XV) Cae el Imperio Romano. Época con muchas guerras y enfermedades, hambre y pestes. Eran muy comunes los colores tristes y apagados como el marrón, los grises y los verdes oscuros. La Aristocracia y la Nobleza vivían algo mejor, vivían mejor y podían estar más tranquilos, de manera que usaban otros colores como el rojo y el verde, y el azul oscuro con el amarillo mostaza. Sobre el s.XIV España se convierte en primera potencia mundial y los reyes y príncipes españoles eran los que daban las pautas de vestimenta, implantando así el color negro en las prendas. La pintura fue el medio de difusión de la moda española al resto del mundo.

 

LONGITUD DEL CABELLO SEGÚN TU CUELLO

El tipo de cuello tiene una gran influencia en la longitud del cabello, así en el tipo de nuca. Podemos distinguir 4 tipos principales:

CUELLO LARGO Y DELGADO


Tanto el cabello corto, como el largo cubriendo los laterales lo alargan más. Si es estrecho lo favorecen los favorecen las medias melenas rectas en la mitad de su longitud.
Los cabellos cortos acentúan su estrechez. Si el cabello es corto es recomendable la línea cuadrada de la nuca.

 

 CUELLO LARGO Y GRUESO


Podemos disimularlo dejando mayor cantidad de cabello en la nuca, sin excedernos y tan largo como nos permita el nacimiento, incluso dejando más longitud.
Podemos dar más volumen a la cabeza en general para así adelgazar la nuca por efecto óptico.

 

CUELLO CORTO Y DELGADO


No dejaremos nunca volumen ni espesor sobre esta zona en cabellos cortos, pues aumentaríamos la sensación de delgadez.

En cabellos largos no presentan muchos inconvenientes, y sólo tendríamos que tener en cuenta la estatura de la persona.

En cabellos cortos debemos evitar los cortes rectos en la nuca, ya que la harían más corta aún.

La forma que buscamos es la naturalidad, basada en la irregularidad.

 

CUELLO CORTO Y GRUESO


Cuando el cuello es corto es conveniente llevar el cabello por encima de la nuca o en los laterales de la cabeza, para dar impresión de mayor longitud.

Podemos compensar el corto del cuello, dando mayor volumen a la zona alta de la cabeza, sobre todo cuando la persona es de baja estatura, las medidas medias dan la sensación de cuello más corto que las largas.

Para disimular la anchura, debemos desfilar las puntas hacia el cuello ocultándolo, siendo más convenientes las líneas alargadas en la nuca.

IDENTIFICA TU TIPO DE NARIZ

En muchos perfiles de apariencia normal, que no plantean excesivas irregularidades, puede destacar simplemente la forma incorrecta de la nariz, por lo cual debemos crear el corte y peinado con el estilo adecuado que compense y favorezca el conjunto.

NARIZ CORTA


No podemos abusar de flequillos largos que tapen las cejas, ya que empequeñecerían aún más esta nariz.

 

NARIZ GRUESA Y REDONDA


Es conveniente despejar la cara al máximo para dar mayor amplitud al conjunto del rostro, de esta forma la nariz quedará distraída por efecto óptico.

 

NARIZ AGUILEÑA Y CARTÍLAGO SALIENTE


Necesita disponer de cabellos en longitudes medias que se dirijan hacia la cara.
Nariz larga y recta: Necesita de flequillos largos, caídos hacia ella.

 

NARIZ DESVIADA


Las soluciones más viables son dos, contrarrestarla ladeando los cabellos al lado contrario, para compensar la desviación, o bien hacia el mismo lado para distraer dicha desviación.